Nacionales

🥇 La educación a distancia en Venezuela es otro fracaso más ⚡ Venezuela Hoy

Educación a distancia

Desde la llegada del covid-19 al país, escuelas y colegios se vieron forzados a cerrar sus puertas. Los maestros y padres se las ingeniaron para concluir un segundo lapso e iniciar el tercero con mucha incertidumbre e improvisación a distancia. Dos meses después, aún en pandemia, el panorama de este nuevo año escolar 2020-2021 no es muy distinto al de hace seis meses, incluso podría ser peor: la deficiencia en los servicios básicos (electricidad e Internet), la falta de recursos o dispositivos tecnológicos en los hogares, el aumento de la deserción escolar y las deficiencias que muchos estudiantes arrastran para este nuevo año suponen un gran reto para el sistema educativo venezolano, en crisis desde hace años.

Aunque este nuevo año escolar iniciará de manera virtual, aún no se sabe qué pasará en unos meses. El pasado 21 de agosto, Nicolás Maduro planeó un regreso a clases parcialmente presencial a partir de octubre, propuesta que rechazaron tanto educadores como padres debido a que los casos de contagios diarios de covid-19 en el país no descienden, sólo aumentan. Dos días después informó en el programa Aquí con Ernesto Villegas que se realizaría una encuesta para conocer la opinión de los venezolanos sobre el regreso a clases de manera presencial, y aclaró que se podría hacer un ensayo para una dinámica mixta, que combinará las clases presenciales con la educación a distancia.

Finalmente, el 13 de septiembre Maduro anunció que el regreso a clases no sería presencial. En una transmisión por VTV desde Miraflores, informó que tomó la decisión luego de revisar los resultados de la encuesta realizada a maestros y profesores, y tras “evaluar” las consecuencias del inicio de clases presenciales en otros países. “Sin lugar a dudas, el regreso presencial a clases no es favorable para el control de la pandemia. Por eso no hay regreso presencial a clases en Venezuela y veremos si en enero de 2021 regresamos. He decidido el no regreso presencial a clases”, dijo entonces.

Así, sin certeza, con mucha improvisación y sin una política de Estado para atender el tema de la educación en plena pandemia, el miércoles 16 de septiembre comenzó el año escolar 2020-2021 a distancia. Una modalidad que no fue del todo positiva para la gran mayoría de los estudiantes de educación básica y media de Venezuela.

Cierre virtual

En marzo, cuando se conoció el primer caso de contagio de coronavirus en el país, las escuelas suspendieron sus actividades. En ese entonces, Delcy Rodríguez aseguró que prepararían un plan especial para que el proceso educativo continuara a distancia. Sin embargo, no fue así. Solo se implementó el plan Cada familia una escuela, una serie de programas televisivos de contenidos educativos que transmite VTV.

Por su parte, cada escuela y docente intentó adaptar el programa escolar como pudo para continuar con las actividades. Una maestra de la Escuela República Bolivariana de Venezuela, ubicada en Coche, que prefirió no revelar su nombre, comenta que cuando se suspendieron las clases, elaboró un plan con los temas del tercer lapso y se los hizo llegar a los padres a través de Whatsapp. Sin embargo, no todos los estudiantes cumplieron con las tareas, pues algunos no tenían teléfonos inteligentes. En estos casos, los representantes iban a la escuela para copiar las asignaturas que dejaban los maestros en una cartelera en el portón de la institución. Luego debían armar un portafolio que, posteriormente, entregaban a los docentes.

“Hubo muchas deficiencias. Es un método dudoso porque muchas veces los papás eran los que hacían los trabajos (…) Fue un fracaso total el año escolar”, dice la maestra.

Educación a distancia
El 16 de marzo se suspendieron las clases en Venezuela debido a los primeros casos de covid-19 / Foto EFE

Para Olga Ramos, miembro de Asamblea de Educación y una de las coordinadoras del Observatorio Educativo de Venezuela, lo que se realizó en el país desde que inició la pandemia no puede ser considerado ni educación a distancia ni educación en casa, pues, explica, cada modalidad (radio, televisión o plataformas digitales) tiene un formato y una lógica distinta. “Tienes que saber cuál es la peculiaridad de cada una, en términos de las estrategias y si tienes algo multiestrategia tienes que diseñarla bien. Lo que vivimos no fue educación a distancia, en ninguna de sus versiones, porque cuando comenzó la instrumentación le lanzaron la responsabilidad a las familias. Digo le lanzaron porque no es que se pensó un diseño mixto entre educación a distancia y en casa. Si iba a ser una mezcla debía tener las características y los materiales que permitieran que las familias hicieran su trabajo”, indica.

En el mismo sentido, Ramos destaca que uno de los errores en el proceso, además del diseño de las estrategias, fue dejar toda la responsabilidad a los padres, quienes, en algunos casos, no tienen formación académica. “Tenemos muchas familias con deficiencias importantes en el proceso educativo, tenemos personas que son analfabetas. No puedes dejarle la responsabilidad de administrar un programa que tiene un componente de educación en casa a quienes no tuvieron formación, porque no saben lo que tienen que enseñar ni cómo hacerlo. No es soplar y hacer botellas”, añade.

Ramos explica que cuando inició la pandemia lo ideal era establecer un periodo de transición, en el que los estudiantes repasaran temas del segundo lapso, mientras el Ministerio de Educación diseñaba un plan que se ajustara a las necesidades de cada institución para continuar con el proceso educativo y extender el año escolar mientras se hacían estos ajustes. “Aquí nunca hemos extendido el año escolar más allá del 31 de julio porque hay una creencia que dice que se debe terminar en esa fecha”, dice.

En Venezuela es difícil hablar de educación a distancia virtual cuando en el país los servicios básicos como Internet y electricidad son deficientes, explica Orlando Alzúru, presidente de la Federación Venezolana de Maestros.

Entre mayo y abril, el Observatorio Venezolano de Servicios Públicos (OVSP) realizó una consulta sobre las fallas en el sistema de energía eléctrica en las principales ciudades del país (Caracas, Valencia, Punto Fijo, Maracaibo, Barinas, San Cristóbal, Ciudad Bolívar, Barcelona, Porlamar y Barquisimeto), el cual determinó que  40,3% de los encuestados sufren interrupciones diarias del servicio, incluso 23% señaló que las presenta varias veces al día.

Lea la nota completa en El Nacional

Noticias de Venezuela Hoy

Venezuela HOY

Las noticias de Venezuela HOY, toda la actualización informativa de la principales ciudades de Venezuela en un solo sitio. Mantente informado con las últimas noticias de Venezuela.
www.venezuelahoy.net

Fuente

Siguenos en Google News como: NOTICIAS VENEZUELA

Noticias VENEZUELA

Deja una respuesta