Nacionales

José Pirrone: El gobierno debe dejar que la competencia entre operadores determine precios de servicios de telecomunicaciones

José Pirrone: El gobierno debe dejar que la competencia entre operadores determine precios de servicios de telecomunicaciones

El  panorama  actual de las telecomunicaciones en Venezuela es  preocupante, la falta de inversión por parte del Estado venezolano ha resultado en un estancamiento de cualquier tipo de avance tecnológico en el campo durante más de una década, asegura José Pirrone, director de la Escuela de Ingeniería en Telecomunicaciones de la UCAB,

Considera que ante los actuales escenarios, el Gobierno debe dejar que la competencia entre operadores determine precios de servicios de telecomunicaciones, lo que debería favorecer a los usuarios, según se desprende de sus afirmaciones.

El  experto  alega  que,  en  comparación  con  la  calidad  de  las  redes  de  otros  países  del continente,  la  Compañía  Anónima  Nacional  Teléfonos  de  Venezuela  (CANTV),  la  principal empresa de telecomunicaciones  del país, ha tenido un muy bajo crecimiento en materia de desarrollo. Asegura que en los últimos años se han visto ciertos indicadores que apuntan a un incremento abultado de la desconexión nacional, dados  problemas como la crisis de suscripciones de Movlinet, filial de telefonía celular de CANTV, por ejemplo.

Datos de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones  (Conatel)  publicados  en  septiembre revelan que en 2019 Venezuela registró una caída de 35% en el número de usuarios de líneas telefónicas celulares respecto al año anterior. Según el organismo, el país pasó de 20.731.169 suscriptores en 2018 a solo 13.476.287 en 2019.

En efecto, a propósito de la celebración de las XV Jornadas de Ingeniería en Telecomunicaciones UCAB 2020, las cuales se llevan a cabo  virtualmente desde el 5 y hasta el 9 de octubre de 2020, Pirrone ofrece una mirada sobre el presente y futuro del sector. Incrementar las inversiones, ofrecer confianza jurídica y permitir que las empresas compitan para mejorar los servicios son algunas de las premisas que maneja este ingeniero electrónico y doctor en Ingeniería,  que cuenta   con una trayectoria de casi  40 años como especialista en materia de telecomunicaciones, tecnología de la información y asuntos regulatorios en el área.

¿Cuál es la realidad del sector de las telecomunicaciones de Venezuela en términos de conectividad, inversión e infraestructura?

“Venezuela es un país con un mercado relativamente pequeño, cuyas zonas más pobladas han sido cubiertas. Desde el punto de vista de telefonía fija es de los que tiene mayor densidad por  habitante; sin  embargo, desde el punto de vista de acceso a internet no. Esto se debe principalmente al cambio de CANTV del sector privado al público. Debido al congelamiento de tarifas y a la imposibilidad de expatriar los dólares de ganancia, se ha producido un proceso de desaceleración de la inversión, reduciéndola al mínimo; aunque, desde un punto de vista tecnológico, su infraestructura aún es actual”. ¿Qué tanto ha retrocedido en los últimos años y por qué? “No existe un retroceso, lo que ocurre es que los demás países han hecho inversiones para mejorar sus redes mientras nosotros, comparativamente, no hemos hecho nada”.

¿Cuáles serían para usted las inversiones prioritarias que hay que hacer en el país y en cuánto tiempo podrían verse resultados?

“Creo que las inversiones deben ser en infraestructura, mejorando las redes al norte del Orinoco y dejando la cobertura satelital solo para las zonas de difícil acceso. También se debe invertir en mejorar el ancho de banda por usuario para navegación fuera de Venezuela”

¿Hay  algún  estimado  del  monto  de  inversión  que  requiere  Venezuela  en  la materia  para recuperar su base tecnológica de telecomunicaciones?

“No tengo información sobre el tema. Sin embargo, se requiere mejorar la infraestructura interna y prepararse para las nuevas tecnologías: 5G  en móvil  y PON (Pasive Optical  Network) para mejorar la conectividad”

¿Qué está pasando con Internet? ¿Seguimos teniendo la peor velocidad del continente?

“Con internet tenemos dos problemas. El problema interno proviene  de  la poca inversión realizada por los grandes operadores en esta  área.  Esto ha dejado espacio para que los pequeños crezcan en determinado nicho, por ejemplo, en el área empresarial, dónde es más fácil recuperar la inversión. Este desarrollo se ha realizado con tecnologías inalámbricas para redes fijas.  En  el  área  móvil,  estos  operadores  han  hecho  algunas  inversiones,  pero  frente  a  los problemas de la red fija, estas inversiones apenas hacen algo para reducir el problema, a pesar de los costos de estos servicios”

¿Y el segundo problema?

“En cuanto a la comparación con Suramérica, los últimos números de la UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones), que datan de 2018, nos colocaban apenas por encima de Paraguay, en cuanto  al  ancho  de  banda  para  conexión  internacional  por  usuario.  La  mayoría  de  los  países latinoamericanos  han  crecido  desarrollando  las  redes  móviles,  por  su  rapidez  de  instalación comparado con las redes fijas».

¿Qué habría que hacer para mejorar el servicio de Internet?

“Los grandes operadores deben hacer inversiones en infraestructura. Estas inversiones deben reflejarse  en  las  tarifas  y  el  gobierno  debe  dejar  que  la  competencia  entre  los  operadores determine   los   precios  de   los   servicios   en   función   de   sus   prestaciones,   fomentando   la competencia. Es decir, si el operador A no le presta buen servicio, entonces usted debería poder cambiarse  al  operador  B,  el  cual  debería  prestarle  mejor  servicio.  Si  es  más  caro,  el  usuario decidirá si lo soporta o si migra a otro aunque sea más caro. Esto ha funcionado en otros países”

¿El ejemplo de otros países suramericanos puede servir como modelo para idear un plan de recuperación de estas redes?

“También se debe poner a competir a los operadores móviles en cuanto al acceso y la calidad del servicio que prestan. En la mayoría de los países de Suramérica esto se ha manifestado en el crecimiento de usuarios de internet con precios razonables y estables. Obviamente, los costos deben  ser  calculados  con  base  en  los  costos reales:  los  equipos tienen una  alta  incidencia  en ellos, pero los costos de personal deben ir acordes a la realidad del país, no se puede decir que, si  en  Colombia  pagan  $20  por  2Mbps,  por  ejemplo,  nosotros  tenemos  que  tener  costos  del servicio  en  esa magnitud  porque,  aunque  son  los  mismos  equipos,  las  personas  no ganan  los mismos sueldos, ni los insumos son iguales ni los impuestos son iguales ni las ganancias típicas son iguales”.

¿En dónde está situada la telefonía celular dentro de este contexto?

Hace poco se conoció que se perdieron más de 7 millones de suscriptores de telefonía celular en los últimos años, debido a la crisis de Movilnet y otras operadoras.

“En telecomunicaciones, en el mundo moderno, no se puede manejar una empresa con criterio político sectario. En los países donde el operador principal de telecomunicaciones es del Estado, sus directivos son empleados públicos y si pierden dinero, pueden ser encarcelados por afectar el tesoro público. No tener ganancias no significa no cubrir solo zonas con fines políticos, significa que se debe mantener la infraestructura operando y compitiendo con los otros operadores”

¿Es optimista con respecto a alcanzar estos objetivos de corto a mediano plazo?

“Aunque suene extraño, pareciera que algunas personas del gobierno lo están empezando a comprender y se observa una CANTV que comienza a moverse. También circulan rumores que apuntan a que Movilnet tendrá un operador extranjero, sin embargo, este operador deberá luchar para que CANTV haga las inversiones que se requieren para que sus redes estén operativas y produzcan dinero. No conozco ningún operador móvil que produzca a  pérdida”

¿Qué se puede hacer desde el punto de vista de marco jurídico para atraer inversiones, como se hiciera a finales de los años 90 y a principios de los 2000?

“El problema no es el marco jurídico, es la confianza y certeza en que las inversiones producirán ganancias razonables y que en el país se respetará la ley y la Constitución. Sin esto, no vendrá nadie dispuesto a trabajar y hacer crecer al país, solo vendrán aventureros a ver qué sacan”.

¿Hacia dónde van las telecomunicaciones en el mundo?, ¿puede Venezuela insertarse en ese avance?

“Las telecomunicaciones en el mundo están convergiendo a servicios digitales extremo a extremo, una sola red que soporte todos los servicios, con la mayor velocidad posible. Se está trabajando en colocar sensores en todos los dispositivos y objetos con los cuales interactuamos, a fin de mejorar la calidad de vida. Se está trabajando en vehículos autónomos e inteligentes, movidos por electricidad, que reduzcan la contaminación y resuelvan los problemas de movilidad en las grandes ciudades. Ese es un autobús en movimiento y Venezuela está agarrada del autobús que la va arrastrando y no se suelta”.

¿Qué enseñanza está dejando la pandemia sobre el valor de las telecomunicaciones?

“La pandemia que nos afecta está demostrando que, no solo las aplicaciones informáticas que usan los usuarios son necesarias, también la plataforma de transmisión de los datos, es decir, las redes de telecomunicaciones fijas y móviles, son las que nos permiten estudiar, trabajar, comunicarnos, divertirnos, entre otras actividades productivas. Esto implica que las exigencias en redes de mayor conectividad, velocidad y confiabilidad, al menor costo posible van a ir creciendo. La educación a distancia es la respuesta para reducir la brecha digital entre los países y los eventos académicos como las Jornadas revelan a aquellos que asisten que esto no es una quimera sino una realidad”.

Fuente

Siguenos en Google News como: NOTICIAS VENEZUELA

Noticias VENEZUELA

Deja una respuesta