Política

Rector Morales advierte que pandemia dificultará observación

Máquinas de votación llegarán en lotes, afirma vicepresidente del CNE

El gobernante Nicolás Maduro asegura que más de 300 observadores y expertos electorales internacionales vendrán a Venezuela para acompañar el evento electoral del 6 de diciembre. Sin especificar quiénes, en la alocución del 29 de octubre resaltó que provienen de América Latina y el Caribe, Europa, Asia, África, América Latina, el Caribe e incluso de Estados Unidos.

Sin embargo, el vicepresidente del Consejo Nacional Electoral (CNE) designado por el Tribunal Supremo de Justicia, Leonardo Morales, advierte que las restricciones en los puentes aéreos debido a la pandemia por COVID-19, dificultará la llegada de muchos invitados. Destaca que la veeduría del proceso se apoyará de manera importante en los observadores nacionales y afirma “que es suficiente”.

“Se enviaron más de 300 invitaciones, otra cosa es que puedan venir los días previos a las elecciones. El grupo de invitados es representativo y abarca América Latina, Europa, Turquía, Rusia y China pero las dificultades para venir están en los puentes aéreos, a ver si es posible que estén presentes”, expresa Morales a Efecto Cocuyo.

¿Quiénes vienen?

Organismos como la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE) no enviarán misiones de observación por considerar que las elecciones no reúnen garantías de confiabilidad, transparencia y democracia y porque ya no hay tiempo. El alto representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrel, vino a Caracas a finales septiembre en un intento porque  Maduro accediera a suspender los comicios por seis meses para facilitar una adecuada observación internacional, que resultó fallido, tras gestiones del dirigente opositor, Henrique Capriles.

La OEA aprobó el 21 de octubre una resolución que desconoce las elecciones parlamentarias con 21 votos a favor por “no reunir las condiciones mínimas democráticas” de acuerdo con los estándares internacionales.

Al ser consultado si cree que la representación internacional es suficiente y calificada para avalar las parlamentarias planificadas, Morales asegura que sí. Aclara que la presencia de la OEA y la UE son importantes, pero ante la negativa a venir, no los considera “indispensables”.

De acuerdo con Morales, entre quienes han confirmado su presencia para el 6 de diciembre, están la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), organismo dependiente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Grupo de Puebla, foro político y académico integrado por representantes de la izquierda política iberoamericana.

Críticas de ONG especializadas en el tema electoral y de la oposición política, señalan que el gobierno de Maduro, recurre una vez más a sus aliados internacionales para que avalen las votaciones ilegítimas, tal como ocurrió con la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en 2017 y las presidenciales de 2018. Morales sostiene que no es cierto que se trate solo de aliados, asegura que invitados como el Grupo de Puebla no pueden ser considerados como tal.

“Ellos no solo vienen a observar el proceso, vienen a aprender porque Venezuela sigue innovando con el sistema automatizado de votación, es una relación de ganar ganar. Ahora, tampoco tienen que ser enemigos, vienen, observan y presentan su informe ante el CNE, no vienen a destruir lo que se está haciendo”, asevera.

Apoyo en observadores nacionales

Morales subraya que la responsabilidad de avalar el proceso electoral no puede recaer solo sobre la observación internacional. Enfatiza que también debe tomarse en cuenta a los expertos nacionales, cuyo papel será importante, afirma, ante la imposibilidad de los actores internacionales de llegar, debido a las restricciones por la pandemia.

El CNE anunció el 15 de octubre que los rectores modificaron el reglamento de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lopre) para sustituir la figura de acompañante internacional (que a su vez sustituyó a la observación internacional) por la de veedores internacionales y la de observador nacional por la de veedor nacional.

Expertos del Observatorio Electoral Venezolano y de Observatorio Global de Comunicación y Democracia precisan que un observador (término sustituido por el de acompañante en la legislación electoral venezolana) tiene libertad para desplazarse sin autorización del CNE, mientras la presencia de los acompañantes se limitaba a los espacios asignados por el CNE.

Se resalta que veeduría en derechos humanos implica documentación y registro riguroso, pero se desconoce el alcance que tendrá la figura para este proceso con el que se pretende elegir a una nueva Asamblea Nacional, en vista de que el CNE es celoso con la “no injerencia en asuntos internos”.

Vale acotar que representantes de países como Turquía, Argentina, Rusia y Sudáfrica son quienes hacen la auditoría, de forma remota, al sistema automatizado de votación. También están técnicos del Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (Ceela), conocidos por avalar las últimas elecciones incluyendo las de la ANC.

 

 

efectococuyo.com

Siguenos en Google News como: NOTICIAS VENEZUELA

Noticias VENEZUELA

Deja una respuesta