Economía

Más hiperinflación y menos remesas proyectan para el próximo año

Más hiperinflación y menos remesas proyectan para el próximo año

El desarrollo de la pandemia del COVID-19 es una variable clave a la hora de entender cómo viene la economía venezolana para 2021. El nuevo coronavirus tiene un impacto global en el precio del petróleo y en el flujo de las remesas recibidas en el país, aunque el elemento común de las perspectivas económicas es el poco optimismo porque la hiperinflación desaparezca del panorama nacional durante el próximo año.

“Dentro de la región, Venezuela es el que lidera los problemas económicos derivados de la pandemia, seguido por Ecuador, Nicaragua y Costa Rica” aseguró el economista Alejandro Grisanti, durante el evento “Foro Perspectivas: Entre la estabilidad peligrosa y la transformación silenciosa” de la firma Ecoanalítica, que fue transmitido por TicketMundo Play.

Se está cerca de llegar a las 100.000 personas infectadas con el nuevo coronavirus en el país, de acuerdo con los datos oficiales del gobierno de Nicolás Maduro. Y su impacto económico está a la vista, en especial si se recuerda que algunos sectores como las aerolíneas, las agencias de viajes y los clubes sociales pasaron siete meses sin sumar ingresos.

“Venezuela no tiene en este momento capacidad de endeudamiento para intentar usar ese método para atenuar los efectos del COVID-19” recalcó Grisanti. Esto tiene especial importancia porque a las empresas privadas nacionales solo les queda la opción de financiarse con la emisión de papeles en la Bolsa de Valores de Caracas, debido a que el extenso encaje legal bancario todavía mantiene al mínimo los préstamos por parte de la banca.

El petróleo que siempre fue el salvavidas nacional parece que esta vez no podrá brindar la ayuda que se necesita. Grisanti resaltó que la segunda ola del nuevo coronavirus en lugares como Europa y el regreso de las medidas de confinamiento temporal en los hogares son golpes para el precio del crudo en el mercado internacional.

El freno, otra vez, de algunas actividades económicas en otras latitudes como España o Italia también tiene implicaciones para la economía venezolana, en especial en materia de las remesas.

Por ejemplo, Ecoanalítica calculó que 3.500 millones de dólares entraron como remesas durante 2019 y ahora, por este mismo concepto, solo se tiene previsto llegar a los 1.500 millones de dólares para cuando cierre 2020. Esto equivale a menos de la mitad de las remesas recibidas durante el año pasado y tiene un efecto sobre el poder de compra del tercio de familias venezolanas que cuentan con este apoyo financiero, de acuerdo con la medición de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi).

Hiperinflación sigue vivita

La Asamblea Nacional reportó que la inflación interanual ya sumaba 3.332% para el cierre de octubre. Solo el número deja en claro que Venezuela sigue en hiperinflación y las proyecciones de Ecoanalítica pasan porque la tendencia también se mantenga durante el venidero año, a pesar de que la aceleración de los precios corra a una velocidad más lenta.

“La hiperinflación se ha mitigado pero es una situación que está ahí presente. La capacidad de compra se ha visto afectada precisamente por la situación de hiperinflación interna. La gente está consumiendo en cantidades más pequeñas los productos de consumo masivo” explicó Pedro Palma, director de Ecoanalítica y profesor del Instituto de Estudios Superiores de Administración (Iesa), durante el evento.

Ni siquiera contar con ingresos mensuales en dólares ayuda a ganarle a la aceleración de los precios de los alimentos, los productos de higiene personal e incluso, los servicios. Por ejemplo, el cálculo de Ecoanalítica es que los precios de los alimentos fijados en dólares crecieron 23% desde que empezó la cuarentena.

Palma subrayó, además, que el dólar anda perdiendo poder de compra en el territorio venezolano. Hoy se necesitan 3,50 dólares para adquirir la misma cantidad de productos que durante el año pasado se compraba con solo un dólar.

Ahora en diciembre se completará el séptimo año continuo de recesión económica y el tercero de hiperinflación. La aparición del nuevo coronavirus no ayudó, pero si se quieren romper estas tendencias para el próximo año hará falta mucho más que nuevos integrantes de la Asamblea Nacional.

efectococuyo.com

Siguenos en Google News como: NOTICIAS VENEZUELA

Noticias VENEZUELA

Deja una respuesta