Animales y Mascotas

Cómo ayudar a una pata a incubar sus huevos

Cría de patos

Si tu pata está incubando sus huevos no necesitará de tu ayuda, pero si alguien los toca los abandonará y no querrá empollarlos. Por ese motivo, nunca debes tocar un huevo de pato si no estás completamente seguro de que ha sido abandonado. Si es así, puedes conseguir una madre sustituta o incubarlos tú mismo con algunos medios técnicos, teniendo mucho cuidado al hacerlo, pues los huevos de pato son sumamente frágiles.

¿Cómo puedes ayudar a tu pata incubar?

Acondiciona un sitio para tu pata en casa, en un rincón un poco solitario y aislado. El lugar debe ser tranquilo y la temperatura debe mantenerse constante. Provéele a tu pata alimento y agua, pero no te acerques al nido y nunca toques los huevos.

Si encuentras un huevo de pato abandonado, antes de tocarlo, busca a la madre. Nunca lo lleves a casa si hay patos cerca; solo si estás seguro de que el huevo ha sido abandonado puedes decidirte a incubarlo.

En algunos casos se logra con éxito que otros patos o incluso otras aves, como las gallinas, empollen los huevos abandonados. Si tienes una gallina empollando es muy probable que acepte los huevos de pato, lo cual hará que estos eclosionen con éxito.

Cómo empollar un huevo de pato

El huevo debe mantenerse caliente, lo cual se puede lograr de diversas formas caseras, pero lo más seguro es hacerlo en una incubadora.

  1. Durante los primeros 25 días, mantén los huevos a 37,5°C (99.5 grados Fahrenheit), con una humedad mínima del 50%.
  2. Gira el huevo varias veces al día (de 2 a 4 veces), con mucho cuidado y luego rocíalos con un poco de agua a temperatura ambiente. Para saber qué áreas del huevo han estado a la luz y a la sombra, puedes hacer una pequeña marca con un lápiz.
  3. A los 10 días, revisa los huevos colocando una linterna o una vela detrás, en una habitación oscura. Podrás observar un centro oscuro y una red de venas muy pequeñas.
  4. Cuando hayan pasado 25 días, aumenta la humedad de la incubadora, de un 70 a un 85%. Esto le dará la señal al patito de que es la hora de salir del cascarón. A partir de ese momento, ya no tienes que rotar los huevos, pero continúa rociándolos con agua.
  5. Prepárate para la eclosión, que será a partir del día 27. Organiza un espacio para los patitos que sea confortable. Debe estar seco y tener una lámpara de calor. Coloca allí un comedero y un bebedero.
  6. Al momento de salir del cascarón, coloca los patitos en el sitio que hayas acondicionado para ellos. Solo tienes que cambiarles el agua con frecuencia y proveerles de un alimento adecuado, hasta que estén fuertes como para que puedas sacarlos al exterior.

Los huevos de pato son muy frágiles, por lo cual debes hacer todo el proceso con el mayor cuidado posible.

¿Tienes que ayudar a una pata a incubar sus huevos? Hazlo de esta forma. Deja tus comentarios con tus propias recomendaciones. Comparte estos consejos con tus amigos, ayúdales a salvar la vida de sus patitos.

okdiario.com

Siguenos en Google News como: NOTICIAS VENEZUELA

Noticias VENEZUELA

Deja una respuesta