Economía

Comercios celebraron viernes negro en un año golpeado por la pandemia

viernes negro

Aunque hay colas en los establecimientos no todos compran o llevan lo que desean. Una joven en el centro comercial City Market veía cabizbaja las vitrinas. “Algunos precios son engañosos, otros más o menos bien”, dijo. La desigualdad aflora en fechas como estas, en las que 96 % de la población es pobre por ingresos, de acuerdo con la Encovi.

Caracas. Los establecimientos aprovecharon la semana flexible de cuarentena para rebajar los precios este 20 de noviembre bajo el lema de black friday o viernes negro. Las ofertas iban desde 20 % a 85 %, lo que hizo que la gente saliera en busca de precios accesibles en una economía que lleva siete años contraída y afectada este 2020 por la pandemia que provocó la COVID-19.

En Daka de Bello Monte tienen una jornada de descuentos de 100 horas, que empezó el pasado 19 de noviembre por su aniversario número 35. Dinora Carmona expresó a Crónica.Uno que allí los precios “estaban excelentes” porque ya había revisado otros locales y pudo comparar. “El año pasado estaba más fuerte la situación, ahorita también, pero los precios están como más accesibles”, dijo.

Las promociones de Daka coincidieron con el viernes negro, pero se deben a su mes aniversario. La tienda cumple por esta fechas y cada año hace descuentos. “La estrategia ha funcionado, tenemos ofertas de 30 % y hasta 50 %”, expresó el encargado. En la entrada se formaba una cola para entrar, mientras que adentro había televisores de 50 pulgas en $350 y de 32 pulgadas en $120, planchas a vapor para ropa desde $20 a $40 y licuadoras de $35 a $85.

Una mujer que salía de Daka con dos televisores decía: “Es primera vez que aprovecho estas ofertas y los precios me parecieron bien”. El establecimiento trabajaría este viernes hasta las 7:00 p. m. Otra clienta se quejó porque los televisores que fue a buscar ya se habían agotado. “Deberían tener suficiente si es por más días”, manifestó. 

En la mayoría de los locales y centros comerciales los usuarios no mantenían el metro y medio de distancia, recomendado para evitar el contagio de COVID-19. En el Sambil, por ejemplo, un grupo de jóvenes recorría los pasillos recordando el uso correcto del tapabocas. En el Recreo pusieron mimos en la entrada para concientizar sobre las medidas sanitarias. 

Aunque hay colas en los establecimientos, no todos compran o llevan lo que desean. Una joven en el centro comercial City Market veía cabizbaja las vitrinas. “Algunos precios son engañosos, otros más o menos bien”, dijo. La desigualdad aflora en fechas como estas, en las que 96 % de la población es pobre por ingresos, según la Encuesta Sobre Condiciones de Vida en Venezuela (Encovi 2019-20).

En la tienda IVOO de electrodomésticos, ubicada en Plaza Venezuela, una computadora Siragon podía llegar a costar $379, un router $100, un microondas Siragon $100 y celulares desde $100 a $350. Al mediodía el local lucía vacío, a diferencia del bulevar de Sabana Grande, donde tiendas como Fascinación mantenían fila para entrar, pues toda la mercancía estaba en $2. 

En el Sambil, que trabaja este viernes de 7:00 a. m. a 11:00 p. m., las tiendas tenían promociones con hasta 85 % de descuento. Varias personas mencionaron que no fueron al viernes negro del año pasado, pero sí aprovecharon este. Algo que contrasta con la inflación que desaceleró este año, más que en 2019, no obstante, en el país los precios suben en promedio 7 % semanal, de acuerdo con cálculos de Ecoanalítica. Este año FocusEconomics prevé que la nación cierre con una inflación de 2487 %.

Lee también

Lo más reciente del 13 de noviembre de 2020

cronica.uno

Siguenos en Google News como: NOTICIAS VENEZUELA

Noticias VENEZUELA

Deja una respuesta