Animales y Mascotas

Factores que influyen en el carácter de tu gato

Comportamiento gato

El carácter de tu gato depende de factores biológicos, psicológicos y de crianza. A diferencia de los perros, en los mininos el adiestramiento no es central para la formación del comportamiento. Los felinos son animales mucho más independientes, autosuficientes y solitarios. De allí a que en su relación con las personas pueda ser un tanto menos obediente en comparación a los canes. Los gatos son muy individuales, inteligentes e interactúan de una forma mucho reservada. Ciertas dosis de temor son naturales en este tipo de animal, siendo esta una característica bastante instintiva en la especie. Sin embargo, no todos los gatos son iguales y de hecho algunos son más amistosos que otros.

La genética juega un papel primordial a la hora de entender la personalidad de cada ejemplar. Con los gatos el castigo y la recompensa no sirven demasiado, pero sin duda hay opciones para todo tipo de dueño. Lo importante es estudiar al ejemplar, su raza y así determinar cómo será su relación con el dueño y el resto de la familia.

La genética es fundamental para definir el carácter

La personalidad de los ejemplares de una misma raza suele ser igual siendo este un aspecto relativamente transmisible. Cada variación genética tiene comportamientos que más o menos los definen y diferencian de otras razas. Criadores con experiencia y científicos avalan esta noción con respecto a la especie. Por ello, es recomendable estudiar bien las características de cada opción antes de adoptar a un gato de compañía.

Es así como se sabe que el british shorthair es miedoso o que el devon rex tiende a estrechar lazos con su dueño. Hay gatos más sociables, neuróticos o incluso razas propensas a atacar como el angora. Se han podido observar ciertos patrones interesantes que definen la forma de relacionarse de cada raza con humanos, gatos y otros animales. Algunos incluso buscan los mimos y el afecto de sus dueños, debido a que tienen una personalidad un tanto egocéntrica.

Ahora bien, las predicciones de personalidad de acuerdo a la raza tampoco son infalibles o exactas. El carácter de tu gato es bien impredecible incluso si este es de raza pura. Realmente, en los perros es más fácil establecer este tipo de criterio. Este animal es muy independiente y en él la experiencia vivida juega un rol fundamental.

La crianza del gato también incide en su conducta

La convivencia del gato con su madre y hermanos define parte de su comportamiento. Es fundamental que las crías tomen leche materna y aprendan de su progenitora nociones básicas de supervivencia. Esta es la primera experiencia social del animal y no debe ser interrumpida. De lo contrario, el animal podría presentar conductas bastante asociales, erráticas y hasta violentas.

La convivencia familiar permite al gato un aprendizaje completo que facilitará la adaptación a una familia humana. Lo correcto es que cada ejemplar sea alimentado por la madre hasta la semana diez de vida. Anticipar el destete podría ser perjudicial para el animal y, de hecho, los criadores profesionales vigilan con sumo cuidado este proceso.

La madre es importante porque enseña al gato a realizar actividades sociales como el juego. Incluso después del destete es importante separar al ejemplar joven de su grupo familiar progresivamente. Estas mascotas son muy independientes, pero esta independencia se forja con el crecimiento y el aprendizaje. Por supuesto, tras la socialización materna es muy importante impulsar la relación con humanos.Comportamiento gato

La supervivencia y experiencia influyen en el carácter de tu gato

Los gatos son animales con un instinto de supervivencia elevado y esto dirige siempre su comportamiento. De ahí su territorialidad, independencia y carácter precavido ante la presencia de otras especies. En estado natural, el gato tiene muchos potenciales enemigos y además es un animal totalmente carnívoro.  Los felinos no ven al ser humano como un referente o un proveedor como sí ocurre con los perros.

Las experiencias también forjan el carácter de tu gato y puede hacerlo más sociable o desconfiado. Por ejemplo, los ejemplares que viven entre humanos y no sufren ataques se abren a cierto contacto. En este caso, ellos ven a todos los actores que confluyen en el espacio como parte de su colonia. Por el contrario, pasar una situación de peligro por la mordida de un perro o algo por el estilo suele generar una alteración en el carácter futuro del minino.

Un trauma puede degenerar en un gato tímido, miedoso, neurótico o incluso violento. Se cree que esta especie también puede sentir depresión, estrés y desarrollar fobias. Sin duda la psicología de estos felinos es compleja y los cuidadores deben ser cuidadosos con el trato. Afortunadamente, se conocen algunos gestos permiten identificar como está el carácter de tu gato.

Está probado que la conducta de los dueños incide directamente en el comportamiento de los felinos. Las explosiones de carácter en un cuidador pueden tornar al animal nervioso y tímido. Así que lo mejor será que evites las rabietas y tratar siempre de mostrarte ecuánime frente él. Dale libertad, espacio, y tranquilidad que pronto lo verás siguiéndote los pasos.

okdiario.com

Siguenos en Google News como: NOTICIAS VENEZUELA

Noticias VENEZUELA

Deja una respuesta