Animales y Mascotas

Cómo entrenar a tu gato para que choque la pata

Gato extiende la pata

Los gatos son animales muy inteligentes y muy curiosos que tienen una capacidad de aprendizaje muy alta. Sin embargo, el hecho de que los felinos puedan aprender a hacer trucos resulta extraño para muchas personas, ya que consideran que son animales muy independientes y retraídos. Pero el entrenamiento para gatos existe y es una práctica que aporta muchos beneficios al bienestar de las mascotas porque, al ofrecerles desafíos diarios, estimulamos sus capacidades y fortalecemos nuestro vínculo con ellas.

¿Qué es el entrenamiento felino?

El entrenamiento felino se refiere al proceso de aprendizaje por el que pasa un gato cuando se pretende enseñarle a realizar una acción. El gato responderá a lo que se le haya indicado mediante un simple gesto o a través de un comando oral.

Todos los animales se pueden entrenar en mayor o en menor grado. Y en los gatos podemos esperar que lleven a cabo acciones simples, como dar la pata o sentarse.

La educación de un gato es necesaria, pues le permite adaptarse positivamente a diferentes situaciones. Por ejemplo, enseñarle a que no te arañe mientras juegas con él, logrará que se comporte adecuadamente mientras se divierte.

¿Es posible entrenar a un gato?

Todos los animales son capaces de aprender y pueden ser entrenados si conoces la teoría del aprendizaje conocida como condicionamiento. Sin embargo, es necesario conocer las necesidades, habilidades y características de cada especie, para trabajar con objetivos realistas.

Los perros son sumamente dóciles para el entrenamiento, pues han sido enseñados desde hace siglos por el hombre para que colaboren con sus tareas. Por ese motivo, su cognición ha cambiado, y sus actitudes se han adaptado para complacer a sus dueños. Pero en los gatos predomina más el instinto y no necesitan complacer a su “humano”, ya que nunca fueron entrenados para realizar tareas ni realizar ningún tipo de trabajo.

Desde tiempos inmemoriales, los gatos fueron llevados dentro de los hogares para que se ocuparan de la caza de ratas y ratones, un comportamiento para el que no necesitan ser entrenados.

Cómo entrenar a tu gato a chocar la pata

Para entrenar a un gato y enseñarle esta rutina, tendrás que ser bien paciente y estar muy atento a su comportamiento felino.

Practica en sesiones cortas

El tiempo dedicado al entrenamiento no debe superar los 15 minutos, pero tendrás que repetirlo todos los días. No presiones a tu gato si está distraído en otra cosa. Es preferible una sesión corta de aprendizaje mientras tu gato está enfocado en el aprendizaje, que una sesión larga en la que no asimilará nada nuevo.

Debes estar pendiente de la actitud de tu gato y tratar de que te preste atención en todo momento. Lo mejor es llevar adelante el entrenamiento antes de la hora en la que se alimenta.

Ofrécele recompensas

La recompensa es indispensable para conseguir que tu gato haga lo que le estás enseñando, pues le motivará y logrará que esté más atento.

El premio se lo tienes que dar en el momento justo, durante la sesión de entrenamiento. No debes acariciarlo o darle su comida habitual como premio, debes ofrecerle, por ejemplo, una galleta húmeda o un trocito de jamón, o algo que no esté en su dieta diaria.

Consigue el contacto con su pata

No puedes pretender que tu gato aprenda a chocar la pata en los primeros intentos. Tendrás que ser paciente y metódico y premiarlo cada vez que consiga solamente levantar su pata. También deberás premiarlo cuando intente tocar tu mano. Repite el procedimiento con tranquilidad y sin prisas. Cada vez que consigas que tu gato avance un poco en el aprendizaje, prémialo con algo sabroso.

Evita la manipulación física

Es bastante común, cuando el gato no presta la atención debida a lo que se pretende enseñarle, que se lo tome en brazos y se lo vuelva a colocar en la posición del truco. Pero esto es un error, pues tu mascota no entenderá lo que deseas que haga.Gato juega con perro

El gato debe acercarse por su propia voluntad hacia ti, estimulado por la posibilidad de conseguir algún premio. Si bien en los perros es posible, por ejemplo, tomar su pata al mismo tiempo que se le pide que la dé, para que aprenda más rápidamente, en los gatos es absolutamente contraproducente tocarlos.

Si tomas la pata de tu gato para que la choque contigo, creerá que lo quieres atrapar, lo interpretará como una amenaza y se alejará.

¿Conoces el Clicker?

El Clicker es una herramienta muy útil en el entrenamiento de todo tipo de animales, ya que ayuda a que comprendan fácilmente que están haciendo lo correcto.

Se trata de un dispositivo pequeño, en forma de caja, con un botón que al presionarlo hace “clic”. Cada vez que se realiza una rutina de aprendizaje con éxito, se presiona el botón y el animal asocia el sonido con una acción bien hecha.

En este caso, puedes usarlo cada vez que tu gato logre levantar su mano, luego tocarla y, por último, chocar la pata.

Comparte este entrenamiento para gatos con tus amigos y deja tus comentarios ¿Has logrado que tu gato logre con éxito algún truco? Cuéntanos cómo lo has conseguido.

okdiario.com

Siguenos en Google News como: NOTICIAS VENEZUELA

Noticias VENEZUELA

Deja una respuesta