Animales y Mascotas

¿Por qué el perro tiembla? Causas y posibles enfermedades

¿Por qué el perro tiembla? Causas y posibles enfermedades

Cuando tomas la decisión de adoptar un animal, debes saber que su cuidado no es un juego y tienes que tomar la responsabilidad absoluta de su bienestar. Ante el más mínimo síntoma de que algo no va bien, lo mejor es que acudas a una clínica para que sea el veterinario quien haga un diagnóstico en función de la exploración física y la historia médica. Uno de los principales motivos de consulta es que el perro tiembla, una situación que se puede deber a un determinado estímulo externo o como síntoma de una enfermedad.

Lo primero en lo que debes fijarte es el tipo de temblor y la zona en la que se localiza: cabeza, mandíbula, cuerpo… Aunque parezca que todos los temblores son exactamente iguales, no es así. Si por ejemplo el perro tiembla en la cabeza o las extremidades la causa puede ser un problema de metabolismo o motor.

Causas por las que el perro tiembla

Los músculos del perro pueden sufrir contracciones involuntarias y rítmicas, en una zona de su cuerpo o de manera generalizada. Las contracciones son conocidas como temblores, y la velocidad es variable según la causa.

Estrés y ansiedad

Aunque muchas personas desconocen este dato, lo cierto es que los perros también pueden sufrir estrés y ansiedad. Del mismo modo que ocurre en los humanos, es muy común que los perros estresados se muestren hiperactivos e incapaces de estar tranquilos. Es relativamente fácil darse cuenta de ello porque tienden a mordisquearlo todo y a corretear sin parar por la casa.

Una de las principales señales del estrés en perros es el exceso de salivación. Se relamen y salivan de manera exagerada, tanto en casa como en la calle. Si el estrés es de carácter crónico también pueden empezar a perder pelo, e incluso arrancárselo ellos mismos con los dientes.

Exceso de ejercicio

Otro de los motivos por los que el perro puede temblar es el exceso de ejercicio. Está claro que todas las razas necesitan hacer actividad física a diario en mayor o menor medida, pero sin excederse. Tienes que adaptar el nivel de esfuerzo de tu mascota en función de sus características, edad y estado físico. Y, si tienes cualquier tipo de duda, consulta con el veterinario.

Hipoglucemia

La hipoglucemia se produce cuando cae repentinamente la concentración de glucosa en la sangre. La glucosa es utilizada tanto por humanos como animales a modo de fuente de energía vital para llevar a cabo numerosas funciones. La hipoglucemia puede desencadenarse por estrés o exceso de ejercicio, entre otras causas.

Se pueden diferenciar tres tipos. En primer lugar, la de carácter leve, cuyos principales síntomas son cansancio, exceso de apetito y temblores. En segundo lugar, la hipoglucemia moderada, que provoca que el perro esté desorientado e inquieto. Y, por último, la más grave todas, que requiere de atención urgente porque puede ser letal.

Enfermedad neuromuscular

Cuando el temblor se localiza en una zona del cuerpo concreta, la causa puede ser alguna de estas enfermedades neuromusculares:

  • Temblor de intención: son aquellos que aparecen cuando el animal presta atención a una tarea y aparecen a raíz de un trastorno del cerebelo, como un trauma, una infección o un tumor.
  • Temblor de cabeza idiopático: hay algunos casos en los que los perros sufren temblores sin causa conocida. Balancean la cabeza hacia arriba y hacia abajo, y a veces también en ambas direcciones.
  • Mioclono del moquillo: se conoce como mioclono a un movimiento muscular involuntario y rápido. Este tipo de temblor afecta a los perros que han sufrido moquillo.

Hipotermia

Cuando el perro está en un ambiente extremadamente frío durante un largo periodo de tiempo, su temperatura corporal, que en condiciones normales es de 38 grados centígrados, disminuye drásticamente, poniendo en riesgo sus funciones vitales. Los síntomas de la hipotermia en perros son: apatía, somnolencia y temblores. Hay que actuar de forma inmediata, proporcionándole algo que le caliente y agua azucarada.

Intoxicación

Y, por último, cabe la posibilidad de que la razón por la que el perro tiembla sea una intoxicación, por un medicamento o por un alimento.

Síndrome de Shaker

El síndrome de Shaker en perros, también conocido como síndrome del temblor generalizado, es una inflamación del cerebro que provoca síntomas como falta de coordinación de movimientos y temblores involuntarios. Una enfermedad grave que afecta por igual a machos y hembras en la edad adulta.

Este es uno de los pocos trastornos en perros que se manifiesta única y exclusivamente a través de un sólo síntoma: temblor en todo el cuerpo, que se presenta de manera cotidiana y que no cesa. Es fundamental acudir a la clínica veterinaria con urgencia para no poner en riesgo la vida del animal.

Para establecer un diagnóstico, el veterinario lleva a cabo diversas pruebas: análisis de sangre y de orina, extracción de líquido cefalorraquídeo… Lo más probable es que el perro necesite ser hospitalizado hasta que sus constantes vitales se estabilicen.

okdiario.com

Siguenos en Google News como: NOTICIAS VENEZUELA

Noticias VENEZUELA

Deja una respuesta