Nacionales

ūü•á La Organizaci√≥n Internacional del Trabajo desmonta el mito de un ¬ęGobierno obrerista¬Ľ en Venezuela ¬Ľ VENEZUELA HOY

ūü•á La Organizaci√≥n Internacional del Trabajo desmonta el mito de un ¬ęGobierno obrerista¬Ľ en Venezuela ¬Ľ VENEZUELA HOY

‚ÄúEn casa herrero, cuchillo de madera‚ÄĚ. Este refr√°n popular ilustra a la perfecci√≥n la parad√≥jica situaci√≥n en la que se encuentran los trabajadores de Venezuela, pues, a pesar de que Nicol√°s Maduro trabaj√≥ en el mundo sindical y por eso es calificado como el ‚Äúpresidente obrero‚ÄĚ, lo cierto es que su gobierno no ha hizo algo bueno a favor de los trabajadores, y la Organizaci√≥n Internacional del Trabajo (OIT) lo denunci√≥ al mundo en marzo de este a√Īo.

La Organizaci√≥n Internacional del Trabajo (OIT), como organismo especializado de Naciones Unidas que se ocupa de temas laborales, aprob√≥ el 27 de marzo un duro informe en el que acus√≥ al actual gobierno venezolano de violar los derechos de los trabajadores a la libertad sindical. , a la libre asociaci√≥n, a la negociaci√≥n colectiva ya la participaci√≥n tripartita en la fijaci√≥n del salario m√≠nimo nacional, entre otros incumplimientos de convenios ratificados ante la OIT por la Rep√ļblica.

La decisión adoptada por el Consejo de Administración de la OIT en su 341ª reunión fue adoptada por veintisiete votos a favor y veintidós en contra; No solo denunció las acciones ilegales del Gobierno contra empresarios y trabajadores, sino que decidió mantener la presión para lograr que cese la persecución contra el movimiento sindical y que se reanude el diálogo tripartito que se había roto durante casi dos décadas.

Como parte de esta presi√≥n, la instancia instruy√≥ a su director general, Guy Ryder, que le informara el 3 de mayo si el Gobierno venezolano ha tomado alguna medida para cumplir con la lista de tareas que le fue encomendada, entre las que se destaca iniciar una dialogar con las agrupaciones empresariales y sindicales, as√≠ como tomar las medidas necesarias para lograr ‚Äúel cese inmediato de todos los actos de violencia, amenazas, persecuci√≥n, estigmatizaci√≥n, intimidaci√≥n o cualquier otra forma de agresi√≥n‚ÄĚ contra empleadores y trabajadores ajenos al Estado y para evitar que ‚Äútales actos no se repitan en el futuro‚ÄĚ.

En 2015, Fedec√°maras present√≥ una denuncia contra el gobierno venezolano, al que acus√≥ de generar un clima de intimidaci√≥n y persecuci√≥n contra empresarios y trabajadores, lo que viol√≥ los acuerdos del organismo internacional y cont√≥ con el apoyo de los trabajadores. En 2019, la Comisi√≥n de Encuesta de la OIT corrobor√≥ las acusaciones e inst√≥ al Ejecutivo a ‚Äúrespetar la libertad sindical‚ÄĚ y promover ‚Äúun di√°logo tripartito para la reconciliaci√≥n nacional, el desarrollo econ√≥mico sostenible y la justicia social‚ÄĚ. Sin embargo, las autoridades venezolanas ignoraron estas recomendaciones.

Abriendo otro frente

La respuesta de las autoridades gubernamentales a la decisi√≥n del Consejo de Administraci√≥n de la OIT hasta ahora ha sido patear la mesa. As√≠, el ministro de Trabajo, Eduardo Pi√Īate, anunci√≥ que el Gobierno de Maduro no reconocer√° el fallo del organismo ni sus posibles consecuencias.

El funcionario dijo que:

¬ęEl Gobierno rechaza categ√≥ricamente esta decisi√≥n tomada y no se compromete con ella. Registramos expresamente nuestra posici√≥n. El Gobierno de la Rep√ļblica Bolivariana de Venezuela se desvincula y no se compromete con esta decisi√≥n adoptada hoy (27 de marzo) ¬Ľ.

Adem√°s, acus√≥ a la OIT de haberse convertido en ‚Äúun escenario (‚Ķ) no agradable, hostil y mezquino, plagado de intereses pol√≠ticos contrarios a mi Gobierno‚ÄĚ.

¬ŅCu√°les son las consecuencias de no cumplir con las decisiones y recomendaciones de la OIT? El art√≠culo 29 de la Constituci√≥n de la OIT abre la puerta para que un Estado que no desee cumplir con las recomendaciones contenidas en el informe de la Comisi√≥n de Encuesta presente la denuncia ante la Corte Internacional de Justicia. Asimismo, el art√≠culo 33 establece que:

¬ęEn el caso de que un miembro no cumpla dentro del plazo prescrito con las recomendaciones que puedan estar contenidas en el informe de la Comisi√≥n de Encuesta o la decisi√≥n de la Corte Internacional de Justicia, seg√ļn sea el caso, la Junta Directiva recomendar a la Conferencia las medidas que estime oportunas para lograr el cumplimiento de dichas recomendaciones. ‚Äú

La OIT decidi√≥ incluir en el orden del d√≠a de su 343¬™ reuni√≥n, prevista para el pr√≥ximo mes de noviembre, un punto titulado ‚ÄúConsideraci√≥n de todas las medidas posibles, incluidas las previstas en la Constituci√≥n de la OIT, necesarias para garantizar que la Rep√ļblica Bolivariana de Venezuela cumpla con las recomendaciones de la Comisi√≥n Investigadora dentro del plazo requerido ‚ÄĚ.

A los trabajadores, que se los lleven …

El anuncio del ministro Pi√Īate de que el Gobierno no cumplir√° con el informe de la OIT es una muestra m√°s de la intolerancia de las autoridades venezolanas ante las cr√≠ticas y una decisi√≥n adversa de un organismo multilateral del que forma parte el Estado venezolano. Es de esperar que en los pr√≥ximos d√≠as Miraflores vuelva a recurrir a su conocida receta de aumentar el salario m√≠nimo nacional sin consultar al resto de sectores afectados, al no activar el sistema de participaci√≥n tripartita para la fijaci√≥n del salario m√≠nimo, como ha estado sucediendo en casi veinte a√Īos; Con lo cual ni trabajadores ni empresarios podr√°n expresar sus opiniones y propuestas, violando el art√≠culo 91 de la Constituci√≥n, el Convenio 131 de la OIT y las recomendaciones t√©cnicas establecidas por el mencionado organismo multilateral.

Sin embargo, esto no debería sorprender, porque el gobierno de Maduro; así como antes del fallecido Hugo Chávez, han ignorado sistemáticamente las recomendaciones y decisiones del grueso de los organismos internacionales, incluida la OIT. En 2020 denunciamos en Acceso a la Justicia que Venezuela no estaba aplicando las sugerencias que la OIT había emitido para reducir el impacto de la pandemia COVID-19 en los trabajadores.

De hecho, durante la vigencia del estado de alarma impuesto para combatir el coronavirus, en 2020 continuaron los ataques contra la dirigencia sindical. Solo en Caracas fueron detenidos veintinueve sindicalistas, seg√ļn inform√≥ recientemente el Programa Venezolano de Educaci√≥n-Acci√≥n en Derechos Humanos (Provea) a la Comisi√≥n Interamericana de Derechos Humanos en la audiencia del 25 de marzo.

Asimismo, el a√Īo pasado se ratific√≥ la sentencia -impuesta por un tribunal militar- a m√°s de cinco a√Īos de prisi√≥n contra el secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera del Orinoco, Rub√©n Gonz√°lez, cuyo caso es el m√°s emblem√°tico de la persecuci√≥n del gobierno contra la sector sindical. El 1 de septiembre de 2020, Gonz√°lez ser√≠a liberado v√≠a indulto presidencial.

Y a ti venezolano, ¬Ņc√≥mo te afecta?

La OIT ha corroborado lo que los venezolanos saben desde hace tiempo: el gobierno de Maduro afirma velar por los intereses de los trabajadores, pero su gesti√≥n, lejos de proteger esos intereses, los viola constantemente. La grave emergencia humanitaria que est√° sufriendo el pa√≠s, fundamentalmente por las pol√≠ticas econ√≥micas err√≥neas y el deseo de control pol√≠tico del grupo que lleva m√°s de veinte a√Īos en el poder, ha desatado una hiperinflaci√≥n brutal y provocado que el salario m√≠nimo en Venezuela se reduzca. ser el m√°s alto. fondo de la regi√≥n, poniendo as√≠ fin a d√©cadas de conquistas laborales.

La negativa de las autoridades a sentarse con el sector de empresarios, empresarios y sindicatos revela su desinterés por buscar soluciones a la crisis actual y coloca a ambos sectores en una situación de mayor desamparo, pero en particular a los más vulnerables, que son los trabajadores. .

Acceso a la justicia

VENEZUELA HOY

Fuente

Siguenos en Google News como: NOTICIAS VENEZUELA

Noticias VENEZUELA

Deja una respuesta