Animales y Mascotas

5 consejos para llevarlo en barco

5 consejos para llevarlo en barco

Del mismo modo que ocurre con los desplazamientos en avión, a fecha de hoy no existe una normativa de carácter general sobre cómo viajar con tu perro en barco. Por lo tanto, es cada compañía naviera la que establece las normas según diferentes factores, como la duración del trayecto, el número de pasajeros o el tamaño del animal.

Embarque y desembarque

En líneas generales, durante la reserva previa de tu billete debes indicar que viajas acompañado de un perro. Lo más seguro es que también tengas que sacarle una tarjeta de embarque al animal. Durante el embarque y desembarque, independiente de su tamaño, raza y edad, tiene que ir atado y con bozal. Además, al ir acompañado de tu perro, en el desembarque serás el último en salir del barco.

Espacio

Seguro que una de las cosas que más te preocupan es la de dónde va a viajar tu perro. Pues bien, aunque sea de tamaño grande, tiene que ir en el interior de una jaula o transportín homologado. La ventilación debe ser la adecuada y la superficie impermeable. Además, es imprescindible que el animal tenga agua limpia y fresca a su disposición en todo momento.

En la gran mayoría de barcos los perros viajan en el garaje o en la cubierta, en espacios protegidos de las inclemencias meteorológicas y bien ventilados. Hay algunas compañías que sí permiten que los perros acompañen a sus dueños en la cabina, siempre y cuando no superen los 5 kilos de peso.

Ahora bien, si no tienes la oportunidad de viajar con tu perro, la normativa general indica que tienes derecho a visitarlo una vez si el trayecto dura cuatro horas como máximo, y dos veces si el viaje en barco dura más tiempo. En cualquier caso, la visita tienes que hacerla siempre acompañado de personal de la tripulación.

Visita al veterinario

Antes de cualquier viaje es conveniente que visites al veterinario para que examine a tu mascota te te asegure de que se encuentra en perfectas condiciones. Además, el profesional te dirá si es conveniente administrarle alguna medicina que le alivie los mareos.

Por último, cabe señalar que, con independencia del tipo de barco y la duración del trayecto, los perros guía y de asistencia tienen libre acceso a las instalaciones y pueden viajar con su dueño, pero siempre llevando correa y bozal, y sin molestar al resto de pasajeros.

okdiario.com

Siguenos en Google News como: NOTICIAS VENEZUELA

Noticias VENEZUELA

Deja una respuesta