Animales y Mascotas

cómo son, causas, síntomas y tratamiento

cómo son, causas, síntomas y tratamiento

Los parásitos intestinales en cachorros les pueden provocar graves problemas de salud. Siempre y cuando nos sea posible, es muy recomendable que desparasitemos a la madre antes de que nazcan los cachorros utilizando un antiparasitario de amplio espectro. Además, tenemos que prestar mucha atención a la limpieza de las camas de los perros, sobre todo durante los primeros meses de vida. Y, si adoptamos un cachorro, lo primero que debemos hacer es llevarlo al veterinario para que le haga un chequeo completo.

Del mismo modo que ocurre con los bebés, el riesgo de infección por parásitos existe durante toda la vida de los perros. Sin embargo, los síntomas en cachorros son más graves porque su sistema inmune todavía no está desarrollado.

Gusanos redondos

Son los parásitos intestinales más frecuentes en cachorros, y algunos tipos de gusanos redondos que pueden proceder de la leche materna e incluso de la placenta. Aún así, en la mayor parte de los casos la vía de contagio es la ingesta de excrementos o el ingreso en el organismo de las larvas a través de la piel. Aunque los síntomas pueden variar de un can a otro, los más comunes son la diarrea, que puede ir acompañada de restos de sangre, hinchazón abdominal, anemia, cansancio y dificultad respiratoria.

Giardias y coccidios

Son pequeños parásitos que infectan la mucosa intestinal de los canes. Son frecuentes y en perros de corta edad suelen producir diarrea. Uno de los principales problemas que presenta la giardia es que es muy contagiosa y, además, el tratamiento es largo. Mientras, el proceso de curación del coccidio es mucho más corto y sencillo.

Muchos perros están infectados con lombrices sin mostrar un solo síntoma. La mayor parte de las lombrices no se aprecian a a simple vista en las heces, y los síntomas incluyen vómitos, dolor abdominal, tos, malestar general, diarrea y pérdida de peso.

Protozoos

Son parásitos de pequeño tamaño, que no se pueden ver a simple vista, que los cachorros pueden ingerir si lamen heces contaminadas que se encuentran en el parque o en la calle, por ejemplo. Los síntomas son relativamente fáciles de identificar e incluyen la pérdida de apetito, la diarrea y la deshidratación. La deshidratación en perros puede ser muy peligrosa, sobre todo cuando son cachorros, y es importante actuar con rapidez.

okdiario.com

Siguenos en Google News como: NOTICIAS VENEZUELA

Noticias VENEZUELA

Deja una respuesta