Economía

Día de las Madres no significó ganancias para los comerciantes

Día de las Madres no significó ganancias para los comerciantes

Tradicionalmente, en Venezuela el Día de Las Madres ha sido una fecha en la que los comerciantes aprovechan para impulsar sus ventas. La vorágine económica que vive el país, sumada a la pandemia de COVID-19, ha trastocado la vida comercial al punto de que quienes ofertan sus productos no esperan grandes beneficios de la fecha.

Regiones. La vorágine económica que vive Venezuela, aunada al año de pandemia por la COVID-19, ha cambiado la dinámica comercial del país. Cada año, el Día de las Madres era una fecha esperada por los comerciantes para impulsar las ventas en sus negocios; hoy eso está lejos de la realidad. 

En Venezuela, el Ejecutivo de Nicolás Maduro aplica el método 7×7, una semana de cuarentena radical y otra de flexibilización, con la finalidad de evitar la propagación de los contagios de coronavirus. Comerciantes sostienen que la semana previa a la celebración del Día de las Madres cayó en semana radical, por lo que solo los comercios priorizados como ventas de alimentos pueden laborar, y no se brindó opciones al ramo no priorizado. 

Pese al auge de las redes sociales, emprendedores sostienen que las ventas para la fecha no han sido lo que esperaban. 

En Monagas los comerciantes se apoyan en las ofertas

Los comerciantes en Monagas ofertaron a los clientes promociones por el Día de las Madres como el salvavidas ante una crisis económica que se ha agravado por la pandemia de la COVID-19. Tanto emprendedores como comercios del centro de Maturín prepararon combos con sus mercancías para ofrecer a los compradores precios accesibles.

Los productos van desde telecomunicaciones hasta salud y belleza. Los clientes tendrían un abanico de opciones para escoger el regalo ideal para las madres. Los precios en bolívares son cosa del pasado, la mayoría de las ofertas han sido expuestas en divisas.

La red social Instagram se ha convertido en una de las plataformas aliadas de los comerciantes. Aseguran que gran parte de las ventas son captadas a través de esta red social. Tiendas que se dedican a la venta de celulares y demás accesorios de tecnología han publicado ofertas en las que ofrecen 20 % de descuento en sus productos por el Día de las Madres.

Día de Las Madres Día de Las Madres
En San Cristóbal funcionarios de la GNB cerraron accesos al área comercial de la ciudad. Foto: AB

“El Día de las Madres siempre ha sido un buen día para nosotros los comerciantes. El año pasado fue sorprendente, uno de los productos que más vendimos fue celulares. No puedo negar que desde que empezó la pandemia ha sido muy difícil trabajar y las ventas han bajado por lo menos 30 %, pero siempre hay alguien que compra un cargador, un pendrive o cualquier otro accesorios”, dice el comerciante Johan Domínguez. 

Keira Araguayan es emprendedora y se preparó para el Día de las Madres ofreciendo arreglos de globos que varían de acuerdo con su tamaño y costo. Los precios oscilan entre $4 y $8 dólares. Es la primera vez que se dedica a crear manualidades para esta celebración.

Apenas estoy iniciando con mi negocio. Al principio las ventas estaban flojas, pero esta semana se ha visto bastante movimiento. He tratado de hacer arreglos asequibles para los clientes, algunos ya han apartado los suyos. Al arreglo le incluimos maquillaje o perfumes y chucherías”, detalla Araguayán.

Pese a la crisis económica que vive Venezuela, el Día de las Madres sigue siendo uno de los mejores para los comerciantes, quienes aseguran que las ventas aumentan considerablemente, incluso desde la semana anterior. 

Las ofertas y opciones están a la orden del día, y los comerciantes y emprendedores aseguran que han hecho lo posible por ajustarlos a un presupuesto asequible para la familia monaguense.

Bajo presupuesto es el protagonista en el Día de la Madre en Carabobo 

En años anteriores, el centro de Valencia en la semana previa al Día de las Madres lucía abarrotado de personas que querían comprar un detalle para sus madres. Este 2021 el escenario fue diferente, por tratarse de una semana radical para contener la propagación de la COVID-19. Las ventas por redes sociales se han incrementado. Los almuerzos caseros con bajo presupuesto se imponen para la celebración.

Los establecimientos de sectores no priorizados han permanecido abiertos con media santamaría arriba. Pagaron entre 5 y 25 dólares a funcionarios de Polivalencia para poder atender al público. Sin embargo, la medida no fue totalmente satisfactoria para los comerciantes.

Desde ropa, calzados, carteras, electrodomésticos hasta combos de higiene personal han sido ofrecidos como regalos ideales para las madres. Los costos generan preocupación entre los compradores. 

El presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, Lorenzo Araujo, sostiene que la semana radical previa a un evento importante como lo es el Día de la Madre ha dificultado tener una oferta de productos. 

Muchos establecimientos trabajaron bajo la modalidad de delivery anunciando por redes sociales, como una forma de adaptarse a la nueva realidad.

Ventas por redes sociales

El representante de la Cámara de Comercio de Valencia indica que las ventas por redes sociales se han incrementado, y por tanto ha surgido una gran cantidad de comercios digitales que no necesariamente forman parte del comercio formal. 

Javier Álvarez vende perfumes y cremas corporales para damas. No tiene tienda física, pero sí un catálogo por redes sociales. No paga impuestos pero sus ventas permanecen estancadas, recibe muchas notificaciones, responde preguntas mediante mensajes privados, pero no concreta la venta, atribuye esta situación a la crisis económica que atraviesa el país. 

Vendo combos, una crema con un splash en 10 dólares. Por ser la semana del Día de las Madres puse una promoción, bajé el precio del combo a ocho dólares. Recibo muchos mensajes, piden el precio y la modalidad de envío. Pero no se concreta la venta”, expresa.

Ante esa realidad, Javier decidió salir a caminar (no tiene combustible en su vehículo) para ofrecer sus productos a establecimientos comerciales. Solo ha podido colocar las cremas y splash a consignación, no ha recibido el pago. 

Así como Javier vende sus cremas, Daniela Álvarez realiza arreglos florales y de dulces. Dependiendo del tamaño del adorno, el precio varía entre 10 y 60 dólares. Tiene pedidos para realizar entregas este domingo. La mayoría de sus clientes no están en Venezuela, pertenecen a la diáspora que emigró forzosamente por la crisis económica.

Los arreglos pequeños son con globos sencillos y galletas con un chocolate importado. Los más caros son los arreglos con globos transparentes, peluches, rosas y chocolates.

“La mayoría de mis clientes me han contactado por redes sociales, o son recomendados por otro cliente. Para este domingo tengo 15 pedidos, muchos de ellos están en otros países, y yo recibo pagos por cuentas extranjeras, se hace más fácil el pago”, manifiesta.

Carabobeños con bajo presupuesto

Adelina Ayala se encontraba caminando en el casco central de la capital carabobeña. Su presupuesto era de 10 dólares. Sentía que no podía comprar lo que deseaba, una camisa. Así que tuvo que invertir cinco dólares en un combo de aseo personal, que constaba de cinco jabones, una crema para manos, dos afeitadoras desechables y un splash.

Gustavo Díaz, recuperado de COVID-19, añora la época de bonanza económica. Está acostumbrado a preparar un almuerzo “especial” para su madre. Podía ser: paella, parrilla, pasticho o hasta un arroz con pollo. Este 2021 apenas cuenta con un presupuesto de 15 dólares, planea hacer un tarde de perros calientes. 

“Este año no hay mucho dinero. Yo quería hacer una comida especial para agradar a mi mamá y mi esposa. Tuve covid, en el tratamiento se me fue mucho dinero –lo que tenía ahorrado–. Tengo solo 15 dólares, estuve buscando opciones. Pero un pollo pequeño cuesta siete dólares, y sin meter el arroz y los aliños. Fui a varios sitios y me decidí por un combo de perro caliente, que cuesta 12 dólares. Trae 20 panes, 20 salchichas, papitas, unas ‘teticas’ de salsa de tomate y mayonesa; también meten dos refrescos”, comenta Díaz.

“Caleta” deben trabajar comerciantes de Táchira en semana radical

Casi en la clandestinidad debieron trabajar los comercios en esta semana radical y que coincidió con una de las semanas más movidas, la que antecede al Día de las Madres. 

Y es que desde el inicio de semana uniformados de la GNB se desplegaron en diferentes puntos de la ciudad y en la zona comercial de Barrio Obrero y obstaculizaron la calle 12 de la zona, justo después de la plaza Los Mangos, en uno de los lugares más activos comercialmente. 

En un breve recorrido por la zona, las santamarías permanecían a medio abrir, mientras que las ventas ambulantes no se lograban ver, aunado a la lluvia que azotó a la entidad. Muy cautelosos, algunos comercios abrieron sus puertas con la esperanza de vender ropa, zapatos o algún objeto que sirviera de regalo para las madres este 9 de mayo. 

Día de las MadresDía de las Madres
Los electrodomésticos han sido una opción para algunos consumidores. Foto: AB

En centros comerciales el panorama era más desolador. Los locales cerrados por ser semana radical pronosticaban una baja de ventas en una semana tan importante para el comercio, sobre la cual muchos tenían esperanzas de recuperar parte de las pérdidas que deja la pandemia. 

La gente viene y pregunta, pero muy pocos compran. La situación está muy difícil y no todos tienen para comprar algo, por mucho que quieran darle algo a las mamás”, dice Roberto Pérez, comerciante y vendedor de detalles para regalos.

Asegura que, dado que la GNB obstaculizaba el paso, no había podido hacer llegar el material que compró desde el mes pasado para prepararse para este fin de semana. Esperaba que a mediados de semana le dejaran trabajar, pues si bien para los clientes la situación ha sido fuerte, para el comerciante está peor. 

Donde sí hubo movimiento fue en ventas de electrodomésticos, pues al parecer más de uno tiene intenciones de reponer algún artefacto que se les haya echado a perder a las madres durante alguna fluctuación eléctrica. 

Aseguran que licuadoras, planchas y los novedosos air fryer han sido los más buscados. Estos se cotizan entre 20 y 60 dólares, dependiendo de la marca y la capacidad. 

Trochas cerradas

Hubo quienes esperaban bajar a la ciudad fronteriza de Cúcuta para comprar el presente para la madre en esa zona. Pese a que los puentes están cerrados, todos pasan por las llamadas trochas. Sin embargo, las fuertes precipitaciones en los últimos días mantuvieron a más de uno pensando en cómo resolver, pues la crecida del río Táchira ha impedido el paso por estos caminos irregulares. 

Precisamente, este fin de semana fue hallado el cuerpo sin vida de un joven a quien lo sorprendió la crecida del afluente justo cuando iba cruzando hacia Colombia, en una de las trochas de Ureña. El fallecido fue hallado unos quince kilómetros más abajo del lugar donde fue visto por última vez. 

Día de las Madres en el Zulia limitado por la falta de sencillo en dólares 

El día de mamá se convirtió en un corre corre para los zulianos. La falta de sencillo en dólares puso en jaque tanto a los comerciantes como a los consumidores, que saltaban de puesto en puesto buscando cambio. 

Ropa de segunda mano, dulces, zapatos usados, ropa interior, tortas, perfumes y maquillaje ha sido lo que abundó en oferta para este día especial, no solo en los mercados, sino en casas, aceras y vía WhatsApp. En el caso de Maracaibo, el boom son los comercios que ofrecen combos “todo a un dólar”, lo que ha representado una competencia fuerte para los comerciantes que históricamente ofrecen regalos para mamá.

“Esa gente vende como seis cosas por un dólar, y aunque son productos de mala calidad, la gente prefiere comprar ahí para salir del paso. Yo vendo perfumes en cinco dólares, y en la esquina hay una mesa que vende un perfume, un compacto y tres chocolates por un dólar, así no se puede. Son cosas malas, que hasta huelen mal, pero la gente no le para a eso”, dice Verónica Herrera mientras ofrece sus productos en el frente de su casa en el oeste de Maracaibo.

Ricardo Acosta, presidente de Fedecámaras Zulia, asegura que 5000 empresas están al borde del cierre en la entidad. Calculan que en los últimos seis meses 20 % de las empresas zulianas mutaron a la informalidad debido a la pandemia y a los altos impuestos municipales. 

“Antes teníamos 45 % de empresas informales, hoy sobrepasa el 60 %”, refiere Acosta. 

El representante de Fedecámaras asegura que las expectativas del sector para este día festivo no son positivas, pues el poder adquisitivo de los zulianos está en picada: “Lo vimos en diciembre, cuando apenas registramos 10 % en el aumento de las ventas, eso es nada”.

María Fuenmayor emprendió su negocio de venta de brownie y tortas. 

Los pedidos están flojos. Tuve más pedidos para el 14 de febrero que para el Día de las Madres. El mayor problema es el sencillo, porque se me caen muchos pedidos porque no tengo cómo dar vuelto. Además, el tema de la gasolina para llevar la mercancía es un problema. Solo espero que mejore un poco la cosa, porque los emprendedores también nos estamos hundiendo”, dice Fuenmayor.

En el caso de la Cámara de Comercio de Maracaibo su cálculo es que 30 % de las empresas están cerradas desde que comenzó la pandemia. François Galletti, presidente de la cámara, asegura que los nuevos emprendimientos en la ciudad se mantienen en el área informal y eso es motivo de preocupación. 

“No esperamos que este día festivo sea de mayores ingresos. Haremos un máximo esfuerzo, pero seguimos teniendo limitantes, como el transporte por la gasolina“, dice Galletti.

Lee también

Espacio Público registró 965 violaciones a la libertad de expresión durante 2020

cronica.uno

Siguenos en Google News como: NOTICIAS VENEZUELA

Noticias VENEZUELA

Deja una respuesta