Nacionales

🥇 La guerrilla vino a Venezuela para quedarse, no está de paso

🥇 La guerrilla vino a Venezuela para quedarse, no está de paso

La directora de la ONG Control Ciudadano, Rocío San Miguel, especialista en temas militares, considera que no hay éxitos qué celebrar por parte de la FANB en esa operación en Apure que fue planificada el 21 de marzo y que no ha concluido. Lo que priva es el alto nivel de desinformación sobre los hechos y de lo que está ocurriendo.

Nicolás Maduro intenta ofrecer al mundo una imagen de amplitud e institucionalidad, proponiendo nuevas negociaciones, convocando a elecciones regionales y aparentando una cierta apertura al diálogo con la oposición, empresarios y gremios profesionales. El régimen quiere enviar señales de normalidad, mientras zonas completas del país están sumidas en la violencia generada por la guerrilla colombiana y por otros grupos armados que toman territorio, controlan el tráfico ilegal e imponen sus reglas en varias comunidades.

Por su parte, autoridades militares y policiales pierden capacidad para garantizar la seguridad ciudadana.

Veinte militares fallecidos, siete desaparecidos y ocho calificados como “prisioneros de guerra” es el dramático balance hasta ahora para la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) desde que comenzaron los enfrentamientos en Apure, el pasado 21 de marzo.

Con su operación llamada «Escudo Bolivariano», los militares venezolanos enfrentan el desafío de las FARC, a través del jefe guerrillero colombiano Gentil Duarte, del XX Frente que controla una amplia zona del Alto Apure.

El 13 de mayo se conoció que en el conflicto entra en acción un tercer actor, el sector de las FARC “Nueva Marquetalia” que lidera Iván Márquez. Este otro jefe es un aliado de la llamada revolución bolivariana y se enfrentó al XX Frente en una zona de Bruzual, al norte del estado Apure, según informó la ONG FundaRedes.

Muertes de soldados en batalla
Aunque los violentos episodios han ocurrido en el escenario de distantes tierras fronterizas, las acciones y la evasiva respuesta oficial sobre la fallida operación militar han tenido un profundo impacto en el resto del país y a lo interno del sector militar. Según expertos, lo ocurrido pone de manifiesto el precario control del Estado venezolano sobre vastos territorios. Además se evidencia la crisis institucional extendida, que ha permitido ese avance de organizaciones delictivas armadas.

Las muertes de uniformados a manos de organizaciones armadas no solo están ocurriendo en Apure. Diariamente las ONG y medios digitales independientes reportan ataques guerrilleros en diversas regiones, con fusiles y armas de guerra. También hay ataques de bandas armadas y paramilitares. Además de civiles, en estas incursiones mueren efectivos militares o policiales cuando las fuerzas oficiales reciben órdenes de actuar contra alguna de las organizaciones armadas que tienen años de presencia en Venezuela.

No fue la primera acción
Esta operación en el Alto Apure no fue la primera contra este sector disidente del XX Frente de las FARC. El 19 de septiembre de 2020 ocurrió en El Nula, estado Apure uno de los enfrentamientos más cruentos que puso en evidencia el combate a este sector de las FARC. El enfrentamiento dejó 19 muertos, cuatro de ellos de efectivos de la FANB.

Siga leyendo en El Estímulo 

Venezuela HOY

Fuente

Siguenos en Google News como: NOTICIAS VENEZUELA

Noticias VENEZUELA

Deja una respuesta