Animales y Mascotas

5 trucos sencillos para refrescar al gato en verano y que no pase calor

5 trucos sencillos para refrescar al gato en verano y que no pase calor

Las altas temperaturas pueden ser letales para un gato, sobre todo si es anciano o cachorro. Los mininos no tienen tanta capacidad como nosotros para regular su temperatura corporal. Sí que sudan, pero con una cantidad y frecuencia mucho menor a la humana. Mientras que nosotros tenemos todo el cuerpo recubierto de glándulas sudoríparas, las de los gatos se ubican en puntos concretos, como el ano, los labios, la barbilla y las almohadillas de las patas. Por lo tanto, es interesante que aprendas algunos trucos para refrescar al gato en verano.

Agua limpia y fresca

Como resulta lógico, el gato necesita agua limpia y fresca a su disposición las 24 horas del día. Los bebederos automáticos son una opción estupenda porque van rellenando el agua cada cierto tiempo, e incluso hay algunos que cuentan con un pedal que los gatos pueden pisar cada vez que quieren beber agua.

Sitio fresco

Lo más importante durante los meses de verano es que el gato tenga un sitio fresco donde descansar y dormir a gusto cuando el calor aprieta. En el mercado puedes encontrar alfombras refrescantes para gatos. Colócala justo al lado de su cama, y así el minino podrá elegir dónde quiere tumbarse.

Toallas húmedas

Bien es sabido que a los gatos no les gusta demasiado el agua. Pero, cuando las temperaturas son muy altas necesitan refrescarse. Si a tu mascota no le gusta bañarse ni meterse en la piscina, puedes empapar una toalla en agua fría y pasársela por las patas, las axilas y el vientre.

Cepillado

Tal y como indican los veterinarios, no es una buena idea cortarle el pelo a los gatos en verano porque les protege de los rayos UV del sol. Ahora bien, tienes que preocuparte de cepillárselo una vez al día, o cada dos días como mucho. Es importante quitarle el pelo muerto para que no pase calor.

Helados

Y, por último, puedes probar a ponerle un par de cubitos de hielo en el bebedero al gato, pero quizá no le guste demasiado la idea, e incluso se niegue a beber agua. Si es así, puede que le apetezca más un helado. Pasa por la batidora su comida favorita, mejor si es húmeda, y mézclala con un poco de caldo de pollo sin sal. Pon la mezcla en un molde y deja que se enfríe durante 12 horas en el congelador.

¡Ahora ya sabes cómo refrescar al gato en verano!

okdiario.com

Siguenos en Google News como: NOTICIAS VENEZUELA

Noticias VENEZUELA

Deja una respuesta