Animales y Mascotas

¿Cómo cuidar las almohadillas de los perros? Los mejores consejos

¿Cómo cuidar las almohadillas de los perros? Los mejores consejos

Las almohadillas de los perros son extremadamente resistentes, y están preparadas para que los peludos puedan caminar y correr sin sufrir ningún daño. Pero no hay que olvidar que también son una de las zonas más sensibles de su cuerpo, así que conviene tener en cuenta una serie de consejos prácticos sobre cómo cuidarlas para evitar que se agrieten o aparezcan heridas.

Las almohadillas de los perros están formadas por depósitos de grasa, los cuales aportan la elasticidad suficiente para reducir el impacto y amortiguar los golpes cuando los canes corren. Los seres humanos tenemos glándulas sudoríparas repartidas por todo el cuerpo, pero las de los perros se localizan en su mayoría en las almohadillas. Este es el motivo por el que los canes no regulan tan bien la temperatura corporal como nosotros.

Cuando el asfalto o la arena de la playa están muy calientes en verano, los perros pueden sufrir problemas en las almohadillas. Por este motivo no es conveniente sacar al peludo de paseo en las horas centrales del día. También hay que asegurarse de que no hay ningún objeto cortante y, al volver a casa, conviene revisarlas.

Cremas hidratantes y remedios caseros

Una de las cosas más importantes es la de hidratar las almohadillas de los canes. Por supuesto, no se pueden utilizar cremas para humanos ya que nuestro pH es distinto al de los perros.

Lo ideal es hacerlo después del último paseo del día para que la crema actúe durante la noche. Ahora bien, no es conveniente abusar de la hidratación. Por lo tanto, si un perro no presenta ningún problema en las almohadillas, no hay que hacer nada.

¿Qué hacer si las almohadillas de los perros se agrietan?

En los meses de invierno es normal que las almohadillas se agrieten por la pérdida de elasticidad y la sequedad debido a las bajas temperaturas. En principio no es motivo de preocupación, aunque es importante tomar una serie de medidas para que las grietas desaparezcan y no se formen heridas.

Lo mejor para curar las grietas en las almohadillas es aplicar betadine y ponerlas en agua tibia con sal. También se pueden utilizar distintos remedios caseros. La cola de caballo es una opción estupenda para acelerar el proceso de curación y fortalecer los tejidos.

Antes de aplicar ningún remedio casero es recomendable hablar con el veterinario.

Estos son los principales consejos a tener en cuenta sobre cómo cuidar las almohadillas de los perros.

okdiario.com

Siguenos en Google News como: NOTICIAS VENEZUELA

Noticias VENEZUELA

Deja una respuesta